Desde hace cuatro décadas, surge como parte del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura una institución destinada a formar profesionales tanto de ballet como de danzas contemporáneas: la Escuela Nacional de Danza Clásica y Contemporánea, ubicada en el corazón de la capital mexicana.

La escuela cuenta con licenciaturas en Danza Contemporánea, Coreografía, Docencia especializada

en danza, y Trabajo con bailarines y bailarinas.

La formación impartida abarca lo teórico con asignaturas tales como la historia de la danza, corrientes, propuestas coreográficas, vestuario. Así mismo se trabaja en montajes reales que se presentan en cuatro espacios: el Centro Nacional de las Artes, el Teatro Raúl Flores Canelo, el Foro

Image result for Plaza de la DanzaExperimental y la Plaza de la Danza.

Esta escuela además mantiene una presencia activa en congresos, foros, concursos y diferentes actividades académicas y artísticas.

Por ejemplo, acaba de finalizar, con un aforo de 80 asistentes, el Tercer Curso intensivo de la Cátedra de Danza avalado por la Cátedra de Danza del Ballet Nacional de Cuba y el Consejo Internacional de la Danza de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, Ciencia y Cultura (Unesco). Allí se enfatizó la importancia de la participación masculina en los cursos y talleres, con lo cual se está rompiendo definitivamente un tabú y un prejuicio.

Igualmente, como invitado especial en la institución está en Ciudad de México el coreógrafo ruso Vasily Medvédev, quien imparte un diplomado sobre danza clásica. El docente enfatiza la importancia del evento al señalar que esa actividad, parte del Festival Danzatlán, es una excelente iniciativa que ayuda a sensibilizar a los bailarines y maestros.

La potencialidad de esta Escuela ha marcado un antes y un después de ella. Numerosos de sus egresados. Quienes ya están enriqueciendo las carteleras de espectáculos en todo México, con puestas en escenas aptas para diferentes públicos con distintas expectativas.